Una experiencia sana y autogestionada (CEIP El Espartidero)

La primera inquietud de las familias del alumnado del CEIP El Espartidero,  en relación al comedor escolar, fue y es la salud de nuestros hijos y de nuestras hijas.  Antes de todos los aprendizajes que puedan adquirir en la escuela, por delante de todos los conocimientos, evaluaciones y exámenes que puedan hacer en el colegio y en la primera fila de materias, asignaturas y libros… ahí mismo situamos la SALUD de los pequeños. La oportunidad de autogestionar el comedor nos permite decidir tanto sobre la alimentación  como sobre el proyecto educativo que se desarrolla en el mismo.   Gracias al asesoramiento de la Plataforma por unos Comedores Escolares Públicos de Calidad y del Servicio Provincial de Educación, las familias del cole y el Equipo Directivo del CEIP El Espartidero hemos podido iniciar esta aventura.

 

Uno de los objetivos educativos del Proyecto del comedor es que los 350 niños y niñas que comen allí se hagan responsables, en la medida de sus posibilidades, de su propia salud.  Para ello es fundamental la coordinación entre los distintos grupos de trabajo: equipo directivo, familias, monitoras, cocina, proveedores…

 

 

Nuestra “metodología” es sencilla y tiene que ver con la alegría, con la cesión de la batuta y con ponerles al frente de las acciones educativas que desarrollamos en ese fantástico espacio educativo que es el aula abierta del comedor escolar.

Además de poner en marcha el comedor escolar autogestionado, hemos desarrollado algunas actividades que completan este proyecto:

 

Taller “Cocineros de El Espartidero”

Un sábado al mes celebramos, durante 3 horas, una fiesta culinaria o artístico-saludable donde los pequeños marcan el ritmo y nos invitan a reflexionar sobre nuestro papel como acompañantes en su actividad mientras vemos cómo trabajan, hablan, se mueven sin parar, exploran, preguntan y comprueban que son capaces de no seguir instrucciones.  Con tres o cuatro normas muy claras y básicas para poder deambular por la cocina con seguridad, los niños ya pueden comenzar la actividad que supone un maravilloso reto no solo para el alumnado sino también para los adultos que participan en él.

 

 

 

El trabajo se desarrolla de forma colaborativa en  grupos mixtos formados por alumnos y alumnas de entre 3 hasta 14 años.  A los mayores les encanta hacerse cargo de los más pequeños y, a estos, les fascina que los mayores les ayuden a preparar el hojaldre, por ejemplo.  En las sesiones suele haber unos 30 alumnos y alumnas del centro que revolucionan el comedor y manejan utensilios de cocina sin parar o que utilizan un material artístico de lo más variopinto.

 

 

Visitas al corazón del comedor

El objetivo de esta actividad es que el alumnado conozca la cocina, los cacharros, las máquinas y, sobretodo, a las personas que trabajan allí.  En esta visita diaria  los alumnos y alumnas  descubren qué van a comer y aprenden por qué deben alimentarse, aunque no sea de su comida preferida:  “Te alimento porque te quiero”…  Desde 6º de Primaria hasta 1º de Infantil, todos los alumnos y alumnas del centro han ido pasando por grupos con su monitora de comedor para conocer este sitio que siempre huele tan bien.

 

 

El Huerto en el comedor

Los niños y las niñas trabajan la tierra para  cultivar sus propios alimentos: lechuga, tomate, pimientos… Cuidando el huerto diariamente, aprenden el ciclo completo de las plantas.  No es solo una actividad, sino que se trata de que adopten una buena actitud ante la vida.

 

 

Para todas estas acciones es fundamental la presencia de las monitoras que también están conociendo la alimentación ecológica, la sostenibilidad y trabajan el cuidado del medio ambiente, conceptos y filosofías que en un principio resultan difíciles de encajar, pero que con el tiempo se adueñan de nuestro corazón.

Os dejamos unas palabras de nuestro Director Manuel Vergara, que ha estado con nosotros desde el principio de los principios por lo que le estamos muy agradecidos:

“Decía mi abuela que “todo lo bueno se hace esperar”. Si hablamos de algo bueno en la cocina, sabemos que los platos sencillos cuestan poco de saborear, pero mucho en su aprendizaje. El comedor de El Espartidero ha sido un guiso sencillo, cuando se degusta a diario, pero laborioso en su llegada donde estamos ahora.

 

Siguiendo con el símil, al principio de todo necesitamos ingredientes: ideas que fueran interesantes, fuerza  para llevarlas a cabo, principios como “con la comida no se juega”Y así, fuimos al mercado de nuestro colegio y soñamos ideas, intentando “venderlas” y venderlas bien. La vieja olla del convencimiento cocía a fuego lento nuestro particular condumio.

 

Lastimosamente, el primer caldo se nos pasó. Entretenidos como estábamos en otros menesteres, se evaporó la ilusión y llegaron las dudas. Estuvimos a punto de dejarlo estar e ir a un supermercado a comprar los sobres mágicos que preparan las sopas que no son (ni serán nunca) nuestras. Pero nos recuperamos.

 

El siguiente ingrediente era el dinero. Prosaico como él solo, nos sonreía de lejos para ponernos las cosas difíciles. Conseguimos que una amiga nuestra como es la confianza, nos fiara un poco más en la tienda del Servicio Provincial de Educación y empezaran las obras de la nueva cocina del colegio. El verano, con la ayuda de todos, nos trajo el regalo de poder empezar a poner la mesa y que nuestros chiquillos comieran como en casa.
Y se abrió el telón y aparecieron los entrañables Carmen y Néstor, los cocineros, las ayudantes, las monitoras, se nos estropeó una sartén, vino un señor muy serio a decir que “ojo con las limpiezas y las inspecciones de salud pública”, rellenamos muchos estadillos, nos manchamos de compromiso social, alguien nos dijo un día que: “perseguimos un sueño y lo conseguimos” y, sin darnos cuenta, lloramos un poco a escondidas, murmurando para nosotros mismos un “somos muy pequeños pero muy grandes”… y lo dijimos para todos los que estuvieron y ya no están; los que estamos, pero por poco;  y, sobretodo, lo dijimos alto para los que no estaban y seguro que estarán”.

Teatro de luz negra en el CPEE Alborada

Parte del alumnado del Colegio de Educación Especial Alborada ha realizado, dentro del Área de Educación Física, una Unidad Didáctica de Teatro de Luz Negra, interpretando una adaptación del Taller de las Mariposas de la escritora nicaragüense Gioconda Belli. La adaptación del texto fue realizada por el profesor de Educación Física con el título de “El taller de los inventos” e incluía también canciones infantiles motrices relacionadas con insectos y un cuento breve de Carmen Parets “El Caracol col col”.
 

 

Para llevarla a cabo se prepararon diferentes materiales adaptándolos a la técnica de luz negra  (guiñoles, marionetas, títeres,…) utilizando para ello pintura especial y tubos de neón ultravioletas. Con la colaboración de diferentes profesionales se realizó el telón (negro). Así mismo se oscureció un espacio (sala de psicomotricidad) convirtiéndolo en un improvisado teatro.
 
La elección de una representación en luz negra se realizó, entre otros motivos, por el “anonimato” que proporciona a los actores, ya que al estar vestidos de negro resultan invisibles (o casi) para el público y porque el manipular objetos luminosos hace que la atención de las espectadores se centre sobre estos objetos. Es un trabajo muy interesante para alumnos con problemas de timidez y autoestima. Además, la manipulación de estos objetos (marionetas, títeres de palo,…) puede ser muy sencilla.
 
La obra la representaron un total de 10 alumnos que formaban tres equipos. Dos de ellos se alternaban  en  sus participaciones representando diferentes personajes (animales, monstruos, estrellas…). El último equipo era el formado por los personajes principales (inventor y sabiduría) que hacían de hilo conductor, dándole conexión a la obra. 
Previamente el alumnado decoró las marionetas pintándolas a su gusto. Luego se les presentó la obra y, utilizando materiales brillantes con luz negra, se les pidió que inventaran un monstruo.
 
Durante las sesiones de Educación Física se fue presentando al alumnado las canciones que se iban a representar. Posteriormente el grupo pasó a ensayar en el espacio y con la técnica de representación (siempre mirando al público) con la marioneta y aprendiendo su manejo. Poco a poco se introdujeron  la coreografía y el manejo del personaje, adecuándolos al espacio y al tiempo (música o narración) .También se ensayaron la puesta en escena, las entradas y salidas del escenario y el tiempo de cada movimiento.
 
La obra iba siendo narrada en directo, pues así se iba ajustando la actuación a las posibles incidencias, retrasos,… En algunos momentos, los actores y actrices principales pronunciaban expresiones o palabras en respuesta al narrador.
 
Simultáneamente a los ensayos se fue presentando el cartel de la obra y las actividades complementarias a la misma, así como las invitaciones a los centros. Algunos actores y actrices pasaron a los colegios próximos para presentar la obra e invitar al alumnado a que vinieran a verla. La actividad estaba orientada principalmente a Educación Infantil y primer ciclo de Educación Primaria.
 
El resultado final fue un calendario repleto de actuaciones: 14 representaciones incluída una para padres y 8 centros escolares asistentes. Una reseña en el heraldo.es (http://videos.heraldo.es/aragon/suenos-y-mariposas-sobre-el-escenario-QA8bAJ/) que provocó la solicitud de más centros interesados en asistir a los que tuvimos que emplazar para futuras ediciones.
 
 
El resultado final de la representación fue grabado y editado por una persona colaboradora del centro.
 
 
También se elaboró material didáctico complementario, disponible en este enlace:  
 
El material incluye el cartel y folleto donde encontraremos a los actores y actrices y actividades complementarias en las que tenemos que dibujar un monstruo y una mariposa siguiendo una serie de instrucciones que encontramos en las tablas: Para completar los dibujos, tiramos un dado y debemos realizar la acción que aparece en cada una de las filas. Así iremos completando, progresivamente, nuestro monstruo y nuestra mariposa. Al final, según las tiradas, aparecerán monstruos y mariposas distintas, como muestra de resultado divergente.
Juan Gállego Blanco
Maestro de Educación Física – CPEE Alborada

Cómo envolver un regalo en 10 pasos

       Con este título era casi imposible que no pudiéramos sacarle jugo a este álbum para el trabajo de los amigos del 10.  
         Este álbum ilustrado por Guridi y con un desternillante texto de Pepe Serrano, nos ofrece un texto cien por cien aprovechable para el desarrollo de la metodología ABN en Infantil, entre otras aplicaciones. 
         En primer lugar contamos el cuento presentando un objeto significativo referente a cada paso.
        Para el primer paso una avioneta, en el segundo un sillón de cartón … y así hasta llegar al paso número 10. 
Colocamos cada objeto en el cartel numérico que le corresponde.
Una vez que  han visto cómo queda la secuencia de número y objeto, la desmontamos y repartimos por el aula los elementos.
Leemos por segunda vez el cuento y por parejas tienen que salir a buscar el número y el objeto correspondiente. 
Hacemos de este modo un trabajo de ordenación de recta numérica hasta el 10.
 
Un trabajo interesante de amigos del 10 es preguntar a la primera pareja….si has puesto el primer paso ¿cuántos pasos quedan por hacer? Y así sucesivamente a todas las parejas que salen. 
Una vez que terminan hacemos una actividad un poco más compleja. Sin el apoyo de la lectura del cuento tienen que salir por parejas a hacer un emparejamiento de número y objeto para reconstruir el orden de la historia.
 
En el aula de  psicomotricidad podemos trabajar también esta historia al estilo de un cuento motor:
 
Paso 1:imitamos una avioneta.
Paso 2: Nos deslizamos por una ladera, lo simulamos deslizándonos por un banco haciendo un plano inclinado.
 
Paso 3: Gritamos “AAAA” hasta que vemos a un oso, vamos por el aula caminando y gritando hasta que saco un globo que simula ser un oso. Se puede hacer con el resto de vocales. 
El cambio de vocal lo marca el cambio de cartel, así iniciarnos la discriminación de la grafía de las vocales en minúsculas. 
 
 
 
 
 
Paso 4: encuentra un sombrero de copa. 
Simulamos que los ladrillos de plástico son sombreros y los colocamos sobre nuestra cabeza haciendo equilibrios.
Hemos hecho también un plano del aula de psicomotricidad marcando el lugar donde había escondido un objeto. Interpretando el mapa tenían que llegar a encontrar el objeto, tal como sucede en el cuento.
Paso 5: Bajamos las escaleras de dos en dos. Esto nos dice el texto,  nosotros simulamos esa bajada con zancadas amplias y haciendo conteo de dos en dos.
 
 
Paso 6: tenemos que pasar por un laberinto que hemos construido con cuerdas. 
 
 
 
Paso 7: “¡Detén ese taxi!”.  En este paso hemos hecho un juego. La mitad de la clase son taxistas que conducen (el aro es el volante) un taxi. La otra mitad espera sentada hasta que, a mi señal, levantan el dedo para parar un taxi. El cliente tiene que colocarse detrás y dar indicaciones del lugar de la clase al que quiere que le lleven.
Paso 8: Simulamos mirar con unos prismáticos, lo hacemos con nuestras manos.
Paso 9: Regala un libro. Hacemos dos grupos, los del primer grupo buscan algo de la clase que les gustaría regalar y buscan a un compañero del segundo grupo para regalárselo.
Paso 10: Envolver un regalo. Cada niño tiene un ladrillo de plástico y una hoja de periódico para envolverlo.
 
En una sesión de aproximación a la lectoescritura hemos utilizado carteles con las palabras de los objetos significativos para hacer lectura globalizada.
 
 
También hemos aprovechado para trabajar la retrocuenta una vez que hemos terminado de contar el cuento ¿y si quito el paso de envolver el regalo, cuántos pasos me quedan?, lo hacemos hasta llegar a 0.
Ha sido una grata sorpresa este álbum, gracias a Carmen Carramiñana que fue la persona que me lo descubrió. 
 
                                                    Maite Murillo
                                                    CEIP Torre Ramona 
                                                    Zaragoza. 

Filosofía para niños el el CEIP Cesáreo Alierta

 

Durante los tres años que nuestras hijas e hijos han cursado educación infantil en el CEIP Cesáreo Alierta, las madres y padres hemos tenido la gran suerte de poder participar realizando talleres y actividades en el aula. Fruto de esta estupenda colaboración entre las tutoras y las familias,surgió el ciclo de Filosofía para Niños en las aulas de cinco años.

Filosofía para Niños es una metodología que transforma nuestra clase en una pequeña comunidad de investigación para aprender a pensar de manera crítica, creativa y cuidosa. Cuando se practica de forma continua las niñas y niños aprenden a dialogar de forma constructiva, respetando al grupo y respetándose a sí mismos, desarrollan múltiples habilidades sociales y de pensamiento y son más creativos. Aprenden, sobre todo, que juntos… ¡pensamos más y mejor!

 

El diálogo socrático no sólo es una herramienta extraordinaria para desarrollar la competencia en comunicación lingüística, sino que además estructura nuestro pensamiento y es fundamental para la resolución de conflictos.
Para generar el diálogo podemos partir de una simple pregunta o utilizar materiales como cuentos, objetos, obras de arte, música, la “maleta pensarina”…. ¡las posibilidades son infinitas! En el CEIP Cesáreo Alierta estructuramos las sesiones en torno a las cuatro estaciones y trabajamos a partir de cuadros de diversos artistas, música, objetos, dejando siempre al final de la sesión un espacio para la expresión plástica y creativa.

Si estás interesado o interesada en esta metodología y quieres saber más, puedes ponerte en contacto con: Marta Delgado ( mdelgado@ies-mcatalan.com).

Marta Delgado
IES Miguel Catalán (Zaragoza)

 

 

 

El cuerpo humano y las TIC *Códigos QR*

Uno de los proyectos más trabajados en Educación Infantil debido a las posibilidades que ofrece es el relativo al cuerpo humano. No en vano, son edades en las que están asentando hábitos de higiene y cuidado de uno mismo, su identidad, su esquema corporal, su autonomía…,  Así que es un tema al que podemos sacar “mucho jugo”.

Por eso, éste fue uno de los proyectos que llevé a cabo junto con mis peques de 3 años de Leciñena y del que voy a compartir con vosotros algunas ideas y/o actividades.

  • CÓDIGOS QR: ¿AÚN NO CONOCES A FUSTINO?. 
Esta actividad comenzó de una manera muy sencilla, simplemente quisimos hacer un mural en el que apareciera una persona para “verla por dentro” utilizando materiales que tuviéramos por clase.
Y, así es como poco a poco, nos pusimos manos a la obra y construimos a nuestro querido Fustino, ¡nos quedó tan bonito con su esqueleto, su cerebro, sus pulmones…!
También hicimos carteles para poner nombre a las partes más importantes que queríamos aprender.
No pude evitar ver cómo a mis peques les llamaba la atención y se sentían muy orgullosos de él, así que decidí aprovechar esa motivación para dotar de interactividad al mural que con tanto cariño habían hecho. 
Para ello nos dividimos y cada niño se hizo experto en una de las partes del cuerpo.
Solicitamos ayuda a nuestras familias y cada uno debía preparar su pequeño texto sobre la parte que le hubiera tocado para grabarlo a la semana siguiente. Así conseguimos involucrar a las familias, pero, además, hacer que mis alumnos ganaran seguridad de cara a grabar sus voces, sobre todo los más tímidos.
Llegó el día de la grabación. Esa tarde hicimos “rincones silenciosos” y, en el del ordenador estaba yo para ayudarles a grabar sus audios. Además también debían escribir en el teclado el nombre de su parte del cuerpo y seleccionar una imagen que les gustara para acompañar al audio.
Una vez que tuvimos montados los vídeos, los subimos a Youtube y con la herramienta Unitag asignamos a cada uno de ellos un código QR.

Poco a poco, con mucho pulso y mucha paciencia aprendimos a utilizarlos con el móvil de la profe, consiguiendo con ello seguir aprendiendo, como podéis ver en el vídeo.
Pero, además con la herramienta Glogster decidí realizarles un mural para que pudieran jugar con él también en el rincón del ordenador. De esta manera también podían ver los vídeos en una pantalla más grande e ir afianzando el uso del ratón con un mural online realizado por ellos mismos.

Para finalizar hicimos unos pequeños panfletos que los alumnos se llevaron a casa para poder seguir jugando con sus familias.

CAROLINA CALVO GARCÍA
CRA Bajo Gállego
Leciñena, Perdiguera y Ontinar. 

En Infantil aprendemos la tabla…. de sumar (de las otras hablamos otro día)

            El aprendizaje de la TABLA DE SUMAR es un contenido que se aborda, siguiendo la metodología ABN, en la etapa de Infantil.
            Las combinaciones de los 5 primeros números se aprenden con la utilización de los dedos, colocando un sumando en cada mano. Para hallar el resultado les decimos que empiecen a contar desde el número más alto (donde hay más dedos levantados).
Como nos recalca Jaime Martínez Montero, creador del método, es importante que el cálculo resuelva un problema (o historias como nos gusta llamarlos a nosotras).  
             El planteamiento  de problemas orales supone un importante trabajo en el área de Comunicación y Representación de la etapa de Infantil.
            Si los sumandos no nos caben en los dedos, por ejemplo 7 +5, les podemos decir  que “se pongan” el número más alto en la cabeza y pongan el otro sumando con los dedos extendidos. Para saber el resultado tienen que contar desde el número que tienen en la cabeza.
            Cuando los sumandos son superiores a 5 podemos recurrir a ciertos “trucos” como el de las manos enfrentadas. 
            Para integrarlo en nuestras rutinas de asamblea, una vez que hemos pasado lista y sabemos el número de niños y de niñas que hay, nos colocamos por parejas y cada uno representa un sumando ( el número de niños o de niñas), y así comprobamos si coincide con el número total de alumnos que estamos ese día.
            Otro truco que podemos emplear es que se coloquen por parejas, esta vez uno detrás de otro, el que está detrás le “presta” los cinco dedos que necesita para cada sumando. Una vez que haya practicado, el niño no necesitará ver los dedos que le han prestado, ya los tendrá en su cabeza.
                                                                     En el caso de la foto sería 8 + 7.
           
             Las tablas de sumar podemos practicarla con distintos MATERIALES.
            Ya os enseñé las mariquitas de Conchi Bonilla en una entrada anterior.
            Otro recurso interesante son los dados.
Podemos lanzar dos dados y sumar lo que sale, el resultado se retrocuenta, es decir se cuenta hacia atrás, por ejemplo “5+2=7, 7, 6, 5, 4,3,2,1,0… y le paso los dados al compañero”. Mis alumnos a la segunda vuelta decidieron cambiar el final de la retahíla y en lugar de compañero decían bombero, policía… o lo que se les ocurría.
Una variante de este juego es que la retrocuenta la hagan contando cabezas de sus compañeros, al llegar al cero tendrán que cambiar el puesto con ese amigo.
            Para practicar con cantidades más grandes podemos añadir puntos en dados que ya tengamos.

                 Los cubos apilables son de mucha utilidad en este tipo de actividades.  Podemos hacer la torre del número de niños y del número de niñas en distinto color, las unimos y contamos, a partir del número de niños, para obtener el total de alumnos. Al invertir la torre podemos hacer una suma diferente pero con el mismo resultado, visualizando la propiedad conmutativa.
  
            La baraja de “números amigos” nos ofrece multitud de posibilidades de juego. Una de las más demandadas es la de buscar parejas, al estilo de los memorys, pero con la dificultad añadida de que las cartas que forman pareja no son iguales, suman la misma cantidad.
            Podéis ver muchos más ejemplos del trabajo con la tabla de la suma en:
y en el canal de youtube de Conchi Bonilla.
Si estáis interesados en profundizar en ABN para Educación Infantil, sin duda consultad el libro de Jaime Martínez Montero “Desarrollo y mejora de la inteligencia matemática en Educación Infantil“.
                                                                                  Maite Murillo
                                                                                  CEIP Torre Ramona – Zaragoza                                           

CASITAS DE LA DESCOMPOSICIÓN : Toc, Toc ¿Me cuentas una historia con el número…?

     Uno de los bloques que se trabajan con ABN en Educación Infantil es el de la estructura del número, todas las maneras posibles que tenemos de descomponer un número.

 LA CASITA DE LA DESCOMPOSICIÓN  nos ayuda a trabajar este aspecto.

En infantil usamos la casita para los números del 1 al 10.
     ¿Cómo hacemos, en el día a día, este trabajo?

 
     En el aula de 2º de Infantil todos los días buscamos en el calendario el día del mes:

         
         

            – Si el día está entre los diez primeros números, utilizamos ese número para hacer el trabajo de la casita.                      
            – Si el día es del 11 en adelante, tomamos como número de trabajo el de la pandilla; si es día 13, utilizaremos el 3, si es 16, el 6… la pandilla la marca la unidad del número cuando tiene dos cifras.
     Una vez que sabemos qué número vamos a descomponer le pedimos al encargado que nos cuente una historia con esa casita.

   

         Un ejemplo sería: yo tenía 8 caramelos y primero no le dí ninguno a mi hermana, después le dí uno a mi hermana ( y físicamente se desplaza un clip al otro lado ), ahora yo tengo 7 y mi hermana tiene uno. 
         Se hace con todas las combinaciones que permite ese número.
        Siempre insistimos mucho en el acompañamiento del LENGUAJE ORAL en el proceso.
        Aquí podéis ver un ejemplo de cómo lo hacemos en clase: la creación de “historias” con los números acompaña a la actividad de la casita de la descomposición.

    Cada maestrilla tiene su librillo y cada maestrilla de ABN tiene sus propias ideas acerca del aspecto formal de las casitas.
      Carmen Marín  nos mostró en el seminario intercentros de ABN de Zaragoza una casita hecha con tela de mantel.

         La que veis en el vídeo está hecha con un cartón, una plancha de imán y la plantilla de la casita, todo en  tamaño DINA3. Este material nos permite trabajarlo en el suelo y después colgarlo en la pared.

     
     

         También podemos utilizar otros materiales como arandelas de ferretería e incluso monedas de 1, 2 ó 5 céntimos.
 
         Las monedas nos van a permitir un trabajo muy interesante para la multiplicación en 5 años, no sólo contaremos monedas en la casita, también contaremos céntimos, de dos en dos y de cinco en cinco.
   
       
En el último curso de infantil las utilizamos también con las grafías de los números, sin olvidar nunca la manipulación previa con material.

Maite Murillo
CEIP Torre Ramona- Zaragoza

“Dinosaurios en el camino”. La integración de las TIC y la teoría de las inteligencias múltiples en los proyectos de Educación Infantil

http://aliena242.wixsite.com/dinosauriosencamino

El mundo de los dinosaurios es sin duda un tema fascinante para los más pequeños, no en vano, muchas son las aulas de infantil que trabajan o han trabajado sobre este tema, ¡a los niños realmente les apasiona! Y, he de confesar, que a mí, sin ser niña también.
Por eso, hoy me gustaría compartir con vosotros cómo integramos las TIC y las inteligencias múltiples este proyecto (que mis alumnos y alumnas consiguieron hacer grande). Comenzaremos con las diferentes inteligencias:
  • Inteligencia lingüística. Teniendo espacios para el diálogo, la escucha activa, el desarrollo de discursos expositivos, la toma de decisiones en grupo… Así mismo, esta motivación permitió un enriquecimiento de la escritura espontánea, la búsqueda de información en un texto, los juegos con palabras…
http://aliena242.wixsite.com/dinosauriosencamino/lenguaje
  • Inteligencia lógico-matemática. Pudiendo contextualizar la resolución de problemas dentro del propio proyecto, además de realizar actividades sobre estrategia y experimentación, así como a través del uso de la robótica como veremos más adelante.
  • Inteligencia corporal y quinésica. Consiguiendo que se apoyen en aspectos paralingüísiticos a la hora de realizar sus exposiciones, trabajando para vencer la timidez y controlar su cuerpo en diferentes situaciones. Así mismo, en las clases de psicomotricidad en las que inventamos, diseñamos y modificamos juegos para adaptarlos al proyecto.
  • Inteligencia visual y espacial. Introduciendo paulatinamente pictogramas de ARASAAC en las diferentes actividades para que los alumnos y alumnas pudieran hacer una lectura de la imagen y saber qué tenían que hacer en esa actividad. Además también utilizamos pictogramas para trabajar el vocabulario propio del tema a través de la creación de bits de inteligencia. Así como, de nuevo, mediante el uso de Beebot y el lenguaje de la programación.

  • Inteligencia musical. Aprendiendo canciones sobre dinosaurios, siguiendo ritmos para la realización de diferentes desplazamientos o, incluso, realizando interpretaciones musicales.
  • Inteligencia interpersonal. Favoreciendo situaciones en las que mis alumnos y alumnas aprendan a comunicarse mejor dentro de un grupo, así como exponiendo sus ideas respetando al resto.
  • Inteligencia intrapersonal. Uno de los aprendizajes más positivos, por la automotivación de mis alumnos y alumnas, así como la muestra de una actitud más positiva hacia el aprendizaje. Además trabajamos las emociones a través de diferentes cuentos de dinosaurios.
  • Inteligencia naturalista. Siendo capaces de interactuar más con el entorno que les rodea, aprendiendo mediante la observación directa, así como desarrollando una actitud de respeto hacia los animales y plantas a través de su conocimiento.

 En definitiva, mis alumnos y alumnas tuvieron un papel activo en su proceso de enseñanza, no sólo aprendiendo, sino creando esos aprendizajes a partir de sus conocimientos y sus investigaciones, las de sus compañeros y las personas adultas que les rodean, es decir, aprendiendo a aprender.
 Y, ahora, veamos cómo integramos las TIC en nuestro proyecto “Dinosaurios en el camino” entendidas siempre como una manera de llegar al conocimiento o un apoyo para realizar actividades y no únicamente como un fin. Es decir, dotándolas siempre de sentido y otorgándoles utilidad.
  • Códigos QR. Nuestro proyecto comienza con unas exposiciones orales en grupos de cuatro o cinco alumnos y alumnas en las que deben explicar a sus compañeros qué saben y qué quieren saber sobre los dinosaurios. Yo me encargo de grabarles en vídeo y hacer un pequeño montaje con esas exposiciones, para después, en clase, aprender a crear un código QR con la herramienta Unitag. También aprendemos a decodificarlos para ver qué “magia” contienen esos pequeños cuadrados.

  • Realidad aumentada. La realidad aumentada se convirtió en algo indispensable en este proyecto. Pronto aprendimos que los dinosaurios estaban extinguidos, por lo que no había manera de poder ver ninguno de carne y hueso, sin embargo, gracias a diferentes aplicaciones de RA conseguimos sentirlos más cerca, verlos, hacernos fotografías, vídeos y hasta jugar con ellos.
  •  QUIVER. Una app que nos permite descargar dibujos para colorear y después aumentar. En este caso utilizamos un dibujo de un alosaurio con un volcán, para ellos fue alucinante ver cómo el dinosaurio comenzaba a moverse por la mesa y cómo el volcán también cobró vida. Ver al alosaurio en movimiento nos ayudó a entender su desplazamiento, la manera en la que colocaba sus garras, los movimientos de su cara…

  • Dinosaurs everywhere. Uno de los mayores retos fue conseguir que unas cuantas manadas de dinosaurios visitaran nuestro patio de recreo y, ¡vaya si lo conseguimos! Para ello utilizamos esta sencilla app en la que basta con lanzarla para poder llenar los espacios de dinosaurios.
  • Flashcard AR. Imprimimos las tarjetas de la colección de dinosaurios para colocarla en el rincón de la tablet, así como para realizar diferentes actividades, entre ellas, fotografiarnos con los diferentes dinosaurios que en ellas aparecían.
  • Robótica. Diseñamos diferentes tapetes para jugar con Beebot a través del lenguaje de la programación aprendiendo a través de la lógica, la deducción y el ensayo-error, así como trabajando diferentes conceptos espaciales, de lateralidad  e interiorización de conceptos propios del proyecto. Algunas de las actividades más significativas fueron:
  • Problemas con el Beebot. Para realizar la actividad utilizamos las tarjetas de comandos propias del robot y con ellas establecíamos una secuencia. Los alumnos o alumnas debían interpretar los comandos y expresar dónde creían que llegaría el Beebot si lo programábamos así. Una vez hecha la conjetura, debían programarlo y ver si habían acertado.

Problemas beebot from Carol on Vimeo.

  • Robótica y realidad aumentada. En esta ocasión mezclamos nuestras tres cosas favoritas en clase; el Bee-bot, la realidad aumentada y los dinosaurios. Para ello realizamos un tapete en el que las cartas de la app Flashcards AR (de las que os he hablado más arriba) fueron las protagonistas. En este caso fue una actividad grupal. Un alumno o alumna elegía un dinosaurio. Otro compañero debía programar el robot para llegar a él. Si lo conseguía, podía utilizar la tablet con la app lanzada para poder ver el correspondiente dinosaurio en realidad aumentada. 

Robótica, Realidad Aumentada y dinosaurios from Carol on Vimeo.

Si queréis saber más sobre este proyecto podéis visitar nuestro blog o la wix creada como producto final del proyecto.

CAROLINA CALVO GARCÍA
CRA BAJO GÁLLEGO
LECIÑENA, PERDIGUERA Y ONTINAR.

Un proyecto de arquitectura infantil

El curso pasado, durante el tercer trimestre realizamos con nuestros alumnos de 2º de infantil un proyecto sobre Arquitectura.
Después de realizar un proyecto sobre nuestra comunidad autónoma, quisimos profundizar sobre este aspecto del arte que está tan cercano a la vida de nuestros alumnos pero sobre el que pocas veces centramos nuestra mirada.
Es difícil reflejar todo el proyecto de un trimestre en una entrada por lo que si queréis conocer más detalles podeis clicar en las imágenes que os llevaran a nuestro blog de aula donde se detallan más las actividades.
En este proyecto queríamos fomentar especialmente el conocimiento del entorno del alumnado y su creatividad a la hora de elaborar “su propia arquitectura”, partiendo como siempre de la programación de nuestra aula trabajando de manera interdisciplinar las áreas y los distintos contenidos.

Nota a las familias:
Como en cada comiezo de proyecto notificamos a las familias qué  proyecto vamos a realizar en las aulas. En esta nota hacemos hincapié, aparte de otros aspectos, de la importancia de conocer la arquitectura cercana a nuestros peques, por lo que invitamos a las familias a mandarnos cualquier foto de sus casas, de nuestra localidad, de Zaragoza…que nos ayuden a conocer distintas arquitectural. Fue un trimestre donde el mail de nuestra clase se llenó de vida y de excursiones de familias y peques cargados con la cámara de fotos.
Adaptación del espacio aula: rincón del arquitecto y del constructor
Intentamos llevar nuestros proyectos a los rincones de nuestra clase. En esta ocasión, transformamos el rincón de plástica en el rincón del arquitecto. En este rincón se introdujeron nuevos materiales como las regla, sellos, catálogos etc…que ellos manipulaban de manera libre para realizar sus diseños

                            

También realizamos el rincón del constructor, introduciendo a las construcciones ya presentes en clase, muchos elementos reciclados con los que fabricar y elaborar sus propias casas, ciudades etc
Por supuesto el rincón de la investigación se lleno de material relacionado con la arquitectura en Aragon y en el mundo. En este rincón los niños encontrarás mucha información sobre materiales de construcción, vehículos, arquitectura del mundo, castillos etc…
La arquitectura más cercana: nuestras casas
Los niños se llevaron una ficha con la que aprendimos la dirección y muchas características arquitectónicas de nuestras casas y diferencias entre ellas; pisos, casas unifamiliares.
Una de las actividades que más nos gusto fue localizar nuestras casas con Google maps…¡que divertido era encontrarlas!
Aunque también manipulamos planos, dibujamos nuestras casas, escribimos direcciones, jugamos con Bee Bot a encontrar distintas casas, creamos casas diferentes etc…
Además después de conocer nuestras casas quisimos conocer las distintas casas del mundo y elaborar chozas con arcilla, casas con materiales reciclados y ¡hasta una casita de chocolate! 

Manipulamos, jugamos y elaboramos planos:
Los planos se convirtieron  en un recurso muy importante. Hicimos juegos de orientación con el plano del cole, localizamos nuestras casas y el cole en el plano de la localidad etc…
La arquitectura de Cuarte, nuestra localidad y de Aragón, nuestra Comunidad Autónoma.
Conocimos nuestra localidad a través de las cámaras de fotos de nuestros alumnos y sus familias que se convirtieron en verdadero reporteros. Os dejamos una foto de una de nuestras reporteras.
Podeis conocer en este enlace la arquitectura de nuestra localidad
Pero además de conocer esta arquitectura, nuestra idea era ponernos manos a la obra y diseñar nuestros propios proyectos.
Algunos de ellos individuales, creativos y personales como nuestras casas:
Otros realizados en equipo con material reciclado:
Utilización de diferentes materiales y recursos plásticos:
Durante este trimestre conocimos y manipulamos materiales muy diversos: construimos con palillos y arena mágica, con pajitas y plastilina, construimos y pintamos piedras, con cajas etc…
Hicimos sesiones de psicomotricidad con cuentacuentos en los que aprendimos que  materiales muy sencillos como cajas y telas pueden convertirse sin duda, en el mejor juguete del mundo ( podeis verlo  aquí )
La realidad aumentada: del plano al volumen
La realidad aumentada nos ayudo a entender el volumen y las dimensiones. Realizamos distintas actividades. El castillo de Loarre que había sido objeto de investigación y del que habíamos realizado nuestra torre en equipo, fue el objeto de una de las actividades con realidad aumentada.
También el libro Zaragoza a lápiz nos facilitó conocer algunos edificios muy característicos de Zaragoza como la Basílica del Pilar, y convertir el plano del libro en una figura en volumen gracias a la Realidad Aumentada
Bee bot, robótica y códigos QR:
La Bee Bot es un recurso que utilizábamos en muchas ocasiones en clase y así fue también con este proyecto. En esta ocasión paseamos por distintos edificios de la ciudad de Zaragoza. La actividad se basaba en la lectura de unos códigos QR que nos decían el lugar hacia donde debíamos conducir a Bee bot.
Actividades con familias:
Las familias son parte muy importante del proceso de aprendizaje en nuestra aula, por eso estuvimos encantados de recibir en este caso la visita de un papá fontanero que nos enseño sus herramientas y nos enseño muchos secretos del interior de nuestras casas
Como podeis ver las actividades realizadas fueron muy diversas por lo que sólo he señalado un pequeño resumen de aquellas más significativas.
Os invito a conocer con más detalle cualquiera de ellas en el blog de nuestra clase, en el apartado “Pequeños arquitectos”
Para conocer este proyecto en el resto de las aulas de nuestro cole os invito a visitar los dos blogs de aula de mis compañeras Esther Martín y Cristina Burriel y sus peques, donde podréis comprobar que nuestros proyectos parten de la misma programación, con los mismos objetivos y contenidos y que pueden llegar a ser muy similares en ocasiones aprovechando el trabajo en equipo tanto de alumnos como de docentes y a la vez con actividades muy diferentes guiadas por los intereses de los niños y las aportaciones de las distintas familias. 
Una metodología que en nuestro caso nos facilita la coordinación y a la vez el trabajo en equipo y el aprendizaje basado en proyectos.

Proyecto “Pequeños arquitectos” en el blog Garabatos y Buenos ratos
Proyecto “Pequeños arquitectos” en el blog “Masqcolores”
Yolanda Pérez Mauri
Maestra de educación infantil
CPEIP Foro Romano
( Cuarte de Huerva )

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar