«Los bichos de mi huerto» Una historia para aprender a vivir de manera sostenible

Los niños deben estar en contacto con la Naturaleza. Deben aprender a conocerla y sentirse parte importante de ella.  Es fundamental que la respeten y la quieran, no en vano, es uno de los mejores legados que podemos dejar a las futuras generaciones.

 

http://aliena242.wixsite.com/bichos

 

Por eso, hoy os traigo una experiencia llevada a cabo en Perdiguera con un grupo de infantil cuya motivación parte desde el huerto que teníamos en el recreo.
Primero y, gracias a nuestro profe Dani, todos los alumnos del centro aprendimos conceptos básicos para el cuidado del huerto: siembra, riego, recolección… Así, entre toda la escuela conseguimos tener un huerto bastante bien cuidado y, para todos, era una parte importante de nuestro día a día escolar.
Los que me conocéis un poco, sabéis que para mí, la mejor manera de enseñar es a través del sentimiento, la ilusión y la diversión, por eso decidí ir un poco más allá aprovechando el interés que suscitaba el huerto en mis alumnos.
Y, de esta manera, fue como comenzamos nuestro cuento «Los bichos de mi huerto».
1. Pensamos qué bichos podían vivir en nuestro huerto, diseñamos cómo los haríamos, los creamos con materiales reciclados en equipo y les pusimos un nombre.
2. Inventamos el cuento entre todos y pensamos cómo íbamos a hacer las fotos para ilustrarlo.
3. Salimos al recreo y fuimos creando las diferentes escenas para fotografiarlas con el móvil.
4. Las descargamos e imprimimos a color para, entre todos, escribir debajo la historia.
5. Escaneamos todo y lo montamos en Calameo para que tenga aspecto de cuento. Y éste fue el resultado:

Publish at Calameo

Este cuento, hizo que nos comprometiéramos más con el cuidado del medio ambiente y del mundo que nos rodea.
Por eso, decidimos crear nuestra gorra de cuidadores del planeta, hecha con gomaeva, la cual simbolizaba el compromiso que acabábamos de asumir. Además colocamos en ella un bicho de materiales reciclados tal y como eran algunos de los protagonistas de nuestro cuento.
Una vez que tuvimos hechas nuestras gorras, pudimos hacernos fotos con ellas. Luego, en la asamblea pensamos qué cosas podíamos hacer como cuidadores del planeta. Todas ellas giraron en torno al reciclaje, a mantener nuestra escuela limpia, ser responsables con el consumo del agua, el cuidado de nuestro huerto y la importancia de tener una alimentación saludable.
Con estos principios, elaboramos una frase pegadiza a ritmo de rap, en los que invitábamos al resto de colegio a unirse a nuestro compromiso. Cada niño o niña hizo el montaje de su foto con su frase en la PDI. Podían elegir el marco que quisieran, alguna pegatina que tuviera que ver con su frase, el tipo de letra…

 

 

A continuación imprimimos estos carteles y los plastificamos. De nuevo en asamblea, decidimos dónde colocar cada uno de ellos: en el huerto, en el baño, en las aulas de nuestros compañeros, en la nuestra, en el recreo…
Así, una mañana fuimos por las diferentes clases de la escuela contando nuestro compromiso y explicando con nuestras palabras qué significaban esos carteles, así como pidiendo la colaboración de nuestros compañeros para que nos ayudasen a cuidar el planeta.
Para finalizar, pedimos ayuda a nuestras familias para hacer un recetario en el que utilizáramos los mejores ingredientes de nuestro huerto escolar favoreciendo así una alimentación sana y equilibrada y el resultado fue inmejorable. Simplemente le facilité a cada familia una hoja con un marco y ellos se encargaron de hacer las recetas e ilustrarlas con sus hijos e hijas para que, después, el niño o niña fuera capaz de explicarlo a sus compañeros en clase.
Platos cien por cien saludables hechos por nosotros mismos con mucho cariño y dedicación para luego compartir con nuestros compañeros cuyas recetas podéis leer a continuación.

Para ver toda la experiencia con más detalle, no dudéis en visitar nuestra Wix «Los bichos de mi huerto» o nuestro blog «Un Mundo de Pequeñas Cosas»

Carolina Calvo García
CRA Bajo Gállego, Perdiguera Zaragoza

¿Viajamos a la Luna?

¿Viajamos a la Luna? Es un proyecto que fue realizado el pasado curso por el alumnado del Aula de desarrollo de capacidades del CEIP La Laguna usando metodologías como el Aprendizaje Basado en Proyectos y el Flipped Classroom. Como no podía ser de otra forma, las TAC fueron claves en el desarrollo del proyecto tanto en la fase de investigación, como en la de estudio y en la de presentación. Utilizamos herramientas como Kahoot, Padlet, Pinterest, Youtube, ThingLink y Playposit. Como producto final construyeron un vehículo lunar. Este proyecto está dieñado según la taxonomía de Bloom:



Comenzamos con una investigación sobre el satélite terrestre, en la que tenían que buscar la información a una serie de preguntas que yo les había preparado. Así mismo, les facilité una serie libros y  de recursos web:

Al comenzar la investigación facilité a cada equipo la rúbrica de autoevaluación y coevaluación:
Cuando los equipos estaban finalizando la investigación, para comprobar el nivel de aprendizaje alcanzado por el alumnado, jugamos con Kahoot. Esta es una herramienta muy interesante ya que para los chicos y las chicas es muy divertida, y para el profesorado es muy útil porque puedes exportar las respuestas en un excell para comprobar qué ha contestado cada alumno.
El alumnado preparó su presentación y de forma oral apoyados en el Padlet que crearon la expusieron ante sus compañeros de clase. Estos son dos ejemplos:


En la siguiente sesión, a cada equipo les asigné un robot espacial que ayuda a los astronautas en sus labores del espacio, y tuvieron que buscar información sobre el mismo y hacer un resumen para insertarla en un Thinglink, que es una herramienta para hacer imágenes interactivas.

Las páginas donde tenían que buscar la información están en este tablero de Pinterest.

Pasa el ratón por encima de los puntos que hay en la imagen para leer la información

Tras esta tarea, continuamos con el proyecto con el estudio sobre los vehículos lunares. Para ello les preparé un vídeo con preguntas  que tenían que ver en casa.

Ya en clase, cada equipo tuvo que diseñar su propio vehículo lunar, teniendo en cuenta que lo tenían que fabricar ellos mismos y hacer que funcionara. La rúbrica para el producto final es la siguiente.

 

Y por fin después de mucho trabajo, los equipos finalizaron sus vehículos, los cuales los presentaron a sus compañeros y realizaron una «carrera» en el patio de recreo.

José Luis Azagra Cruces
CEIP La Laguna
Sariñena (Huesca)

Foto-historias para aprender

A veces, cuando comenzamos un proyecto en Educación Infantil hay conceptos difíciles de explicar a nuestro alumnado utilizando las imágenes y las palabras.
Y, esto es lo que sucedió en mi aula de 4 y 5 años cuando, inmersos en un proyecto sobre Piratas, intenté explicarles sin éxito qué era un corsario.
Así que ni corta ni perezosa les propuse ir a nuestro rincón del proyecto en el que teníamos disfraces y escenificar una historia para poder comprenderlo mejor. Casi casi, antes de acabar la frase ya estaban todos allí como podréis imaginar.
Para hacerlo seguimos el siguiente proceso:
1. Pedí voluntarios para interpretar a cada uno de los personajes propuestos.
2. Se fueron caracterizando con la ropa adecuada que encontraban en el rincón de los piratas pudiendo pedir la ayuda de algún compañero.
3. Con los juguetes y elementos del aula creamos los diferentes escenarios.
4. Entre todos construimos la historia y concretamos dónde se desarrollaría cada parte de la misma.
5. Los actores se prepararon y sentamos al público en la asamblea.
6. Mientras ellos actuaban, bueno, mejor dicho, mientras ellos aprendían jugando a través de la interpretación, yo les iba haciendo fotos con el móvil.
7. Otro día subimos esas fotos a la página web Pixlr en la que pusimos los textos, la narración de la historia, alguna onomatopeya…
8. Poco a poco vamos construyendo la foto-historia, en la que a todos nos quedó claro qué era la Patente de Corso y qué significaba llegar a ser un corsario.
9. La monté en un Power Point para subirla a la página Issuu con formato de cuento.
Y… ¡eso es todo! Esperamos que os guste

Carolina Calvo García
CRA Bajo Gállego Leciñena, Zaragoza

Aprender siendo protagonistas de nuestro propio aprendizaje

El curso pasado se implantó a nivel nacional una nueva materia en 3º ESO relacionada con el emprendimiento.

El currículo de esta materia recoge contenidos algo más innovadores que aquellos que recoge la materia de Iniciativa emprendedora que teníamos en Castilla y León como materia de comunidad, optativa de 4º ESO.
Esas nuevas líneas maestras que regula el currículo de Iniciación a la Actividad Emprendedora y empresarial han sido la excusa perfecta para generalizar las metodologías activas que tanto me gustan y que vengo investigando y poniendo en práctica desde hace ya cinco años: aprendizaje servicio, trabajo por proyectos, design thinking y pensamiernto visual.

En esa línea de trabajo describiré  algunas experiencias de aula que abordan la creatividad, la innovación y el emprendimiento de forma activa, en primera persona y siendo conscientes del «poso» que genera el aprendizaje en el alumno y en los usuarios en los que pensaremos en cada solución que desarrollamos.


1) Experiencias de aprendizaje servicio y emprendimiento social. 

A) Emprendemos haciendo.




Esta experiencia tuvo lugar en Miranda de Ebro en el IES Fray Pedro de Urbina. Implicó a alumnos de todos los niveles educativos dado que la experiencia se dividió en dos partes:



Actividad de estudio de un problema, entrevista con responsables y de rediseño de soluciones.
«El servicio de préstamo de bicicletas del ayuntamiento de Miranda tiene importantes problemas estructurales».

Marcha en bicicleta. Actividad social para la difusión del servicio de préstamos de bicicletas del ayuntamiento de Miranda de Ebro y reconocimiento de iniciativas emprendedoras con caracter social.

Aquí os dejo el vídeo que sintetiza, groso modo, lo bien que lo pasamos…



Documentación de la experiencia:
  • Toda la descripción de la experiencia la tenéis aquí link 1 o aquí  link 2.


B) «Yo Soy Conchita»


La primera parte de esta segunda experiencia quiero dedicarla a contaros el resultado de una propuesta didáctica que tuvo  un alcance universitario en mis alumnos de 2º de bachillerato. 
Normalmente les intento hacer ver a mis chicos  que las ideas están por todas partes, la cuestión es que nos pille atentos para no dejarlas pasar desapercibidas. Y así es como un grupo de alumnos llegaron al resultado que os voyn a contar. 
Quedecomercio es una idea de negocio consistente en una plataforma de marketing de relaciones que surgió sin buscarla y que le sirvió a los alumnos para afrontar la tarea que les propuse en la unidad de Marketing de diseñar una campaña de marketing viral.

¿Cuál fue el origen de Quedecomercio?
El origen fue el resultado al que llegaron un grupo de alumnos en uno de los retos iniciales que les lanzo para generar enrichement y team building en los equipos.
Esta actividad, realizada en tres sesiones (dos propias y una cedida por otro compañero) consiste en plantear un reto muy sugerente a los alumnos. El profesor da 5 € a cada equipo que deben rentabilizar poniendo en práctica una idea creativa que deben ejecutar con esos recursos limitados y durante un tiempo limitado de 2h. La creadora del reto es la profesora Tina Seelig (MIT, Standford). 


  • Descripción del reto de los 5€ en este link  
  • Resultado del reto de los 5€  en este link


Quedecomercio gustó tanto a los alumnos que fue su proyecto emprendedor, y sobre él diseñaron la campaña de marketing viral que les propuse en la unidad de marketing. Un trabajo brillantísimo que les estimuló tanto que incluso 4 alumnas siguieron con la idea en su carrera universitaria de Publicidad y Relaciones Públicas.

Aquí os comparto el vídeo que recoje el magnífico trabajo que realizaron, técnica y creativamente es una pasada.


C) Oh à là Manolà.

Otra actividad que me gustaría compartir es un proyecto elaborado, de forma complementaria por los alumnos 2º de Bachillerato del IES Fray Pedro de Urbina. Se trata de un precioso proyecto-musical emprendedor de carácter cultural.  Los alumnos escribieron, musicalizaron y ensayaron una obra de teatro-musical con fines sociales. Asumieron el riesgo del alquiler del salón de actos (para dos noches). 
Ha sido un proyecto paralelo al proyecto emprendedor de aula, se apoyaron en mucho de lo aprendido en clase de Fundamentos de Administración y Gestión para poner en práctica su proyecto.

– Aquí os dejo un pequeño extracto del musical:


– Y una entrevista que les realicé por el fantástico éxito que tuvo la obra:



2) Otras experiencias más ambiciosas.


No quiero que este post se extienda demasiado, por lo que dejo para otro dos experiencias muy ambisiosas  de carácter cooperativo y social.


  • La primera que os expondré es una que realicé el curso pasado en el IES María de Molina Zamora que consistió en coordinar una jornada en la que alumnos de los centros de la ciudad  compartieran ideas emprendedoras a las que habían llegado durante las dos primeras evaluaciones. Esta experiencia la llamamos «Jornadas de emprendimiento y Networking».


    • Y la otra, una experiencia que estoy diseñando para el próximo curso que consiste en «emprender caminando juntos» compartiendo ideas y trabajando en equipo para buscar soluciones a lo largo del Camino de Santiago haciendo paradas clave en centros de capacitáción de emprendedores o en empresas de especial interés social, cultural o empresarial.


    Autora: Blanca Cañamero Vicente.
    Profesora de economía, IES Fray Luis de León, Salamanca.
    Formación en empresa, emprendimiento, creatividad e innovación.

    Espero que os sea de utilidad todo este trabajo, está hecho con mucho empeño y dedicación @blancanamero

    Las plantas, experimentar para descubrir

    En el curso 2015/2016 realizamos  este proyecto con alumnado de 2º de primaria del CEIP La Laguna de Sariñena, con el fin de aprender los contenidos curriculares sobre las plantas. Las metodologías utilizadas están basadas en el protagonismo del alumnado, partiendo del fomento de la curiosidad y  utilizando la experimentación y el descubrimiento guiado. El uso de medios informáticos como los ordenadores y las tabletas han sido fundamentales para enriquecer la experiencia del alumnado por los procesos de investigación y de uso de la realidad aumentada.
     
    El proyecto comenzó con la siembra de semillas y la realización del típico experimento del garbanzo y el algodón. El que se haya hecho toda la vida no significa que esté anticuado y obsoleto… de hecho es útil, por lo visual que es y la capacidad de fascinación que tiene en los niños y niñas. Esto nos sirvió para realizar mediciones en su “cuaderno de campo” y así demostrar que las plantas si que se mueven, aunque no se desplacen.

     

     

     

    Para cuidar estas nuevas plantas de forma correcta los chicos y chicas debían de saber qué es lo que necesita una planta para crecer. Para ello utilizamos la app de realidad aumentada Chromville (sus creadores son unos jóvenes zaragozanos de lo más creativo). Coloreando un dibujo y captaurándolo con la app desde un dispositivo móvil vemos como nuestra planta crece si le damos los cuidados necesario.
     

     

    Una de las cosas que aprendieron es que las plantas necesitan luz para vivir, pero ¿qué tal si lo demostramos? Para ello realizamos un experimento muy sencillo. Solo necesitamos una caja en la que dentro hicimos unas tiras de cartulina con una agujeros por lo que pasará la planta conforme vaya creciendo en busca de la luz. La caja está cerrada con una tapa lateral y solo la abrimos para humedecer el algodón donde colocamos las lentejas ¡Crecen muy rápidamente! ¡Y hacia la luz!
     
    Hemos demostrado que las plantas pueden crecer a partir de una semilla o desde una legumbre, como un garbanzo o una lenteja pero, ¿podemos obtener una nueva planta a partir de otra planta? Para descubrirlo cogimos un brote de cinta de las planta que tenemos en el hall del colegio, las dejamos a remojo con agua y vimos cómo al paso de los días brotaban las raíces ¡Sí que se puede!
     
    Continuamos con otro experimento para demostrar que las plantas absorben el agua y llega a todas las partes de la misma, ¿cómo lo hicimos? Solo necesitamos agua, colorante, una flor blanca y dejar pasar el tiempo para observar cómo se va coloreando la flor.
     
    Algo que sabemos de las plantas es que no se alimentan como los animales o las personas, si no que fabrican su propio alimento. Lo hacen a partir de un pigmento de color verde que hay en sus hojas que se llama clorofila. ¿Os gustaría verlo? Para ello realizamos un experimento para extraerlo de sus hojas. Necesitamos hojas verdes, un mortero, un poco de arena, acetona, papel de filtro de cafetera y papel film. Hay que machacar bien las hojas hasta obtener una masa pastosa, después echar un poco  de acetona para extraer la clorofila. Con el papel absorbente sobre una pajita en un vaso para obtener la clorofila en el papel. Cuando el papel se haya secado la podemos observar en la lupa binocular.
     

     

     

    Ya hemos visto que las hojas son una parte muy importante de las plantas, ya que es donde se realiza la fotosíntesis pero, ¿os habéis dado cuenta cuántas hojas diferentes hay? Gracias a este juego de CATEDU http://catedu.es/chuegos/kono/quinto/t2/clas_hojas.swf aprendimos que las hojas se pueden clasificar según el tipo, la forma, el borde y los nervios. Salimos a la calle a buscar hojas de diferentes formas y cada alumno/a hizo una clasificación de las mismas sobre un folio. Cuando terminaron lo plastificamos para que se conservara mejor.
    13 describir hojas de plantas.JPG
    Para finalizar el proyecto, por equipo hicieron una investigación sobre plantas que curan, y con la información obtenida realizaron un lapbook.
    14 LAPBOOK plantas que curan.jpg
    Gracias a este proyecto el alumnado fue descubriendo muchas cosas sobre las plantas, movidos por la curiosidad y usando la experimentación. Para ellos fue totalmente participativo y muy motivante, ya que ir aprendiendo y descubriendo poco a poco, observar, hablar, debatir, leer, seleccionar… haciéndolo por ellos mismo,  es la forma en la que mejor se adquieren y se fijan los aprendizajes.
     
     
    José Luis Azagra Cruces. CEIP La Laguna (Sariñena, Huesca)
     
     
     
     

     

    Expertos en el Cuerpo Humano



    Durante el curso 2015-16 los alumnos de 2ºC del CEIP Guillermo Fatás de Zaragoza llevaron a cabo un proyecto de Ciencias Naturales llamado “Nuestro cuerpo”.
    Para realizarlo nos basamos en las metodologías activas del aprendizaje cooperativo y flipped  classroom. La implicación del alumnado, de las familias e incluso de algunas exalumnas, nos permite hablar también de educación inclusiva.
    Se organizó de la siguiente manera.
    1. Se hicieron grupos de 5. Fueron heterogéneos y se tuvo en cuenta la compatibilidad de carácter y los niveles de rendimiento.
    2. A cada grupo se le asignó un sistema diferente: digestivo, respiratorio, excretor, circulatorio y nervioso. Se les especializó.
    3. Trajeron a clase información sencilla que comprendían e imágenes relacionadas con su respectivo sistema.
    4. Visionaron en casa  el vídeo didáctico propio de su  especialidad colgado en el blog de aula.
    5. Con la ayuda de exalumnas que hicieron sólo de facilitadoras, los niños y las niñas pusieron en común la información adquirida gracias a los vídeos y a la investigación hecha y contestaron de  forma cooperativa a estas preguntas:
    • ¿Para qué sirve nuestro sistema?
    • ¿Qué órganos lo componen?
    • ¿Cómo funciona?
    • ¿Cómo se llaman los/as doctores/as especialistas?
    1. Prototiparon su conocimiento en algo físico y prepararon la exposición oral para el resto de la clase. 
    2. Exposiciones orales. Una sistema por sesión. En la sesión expusieron uno tras otro los diferentes miembros del mismo grupo y el resto de compañeros escucharon con mucha atención sin tomar notas. Una vez concluídas las diferentes exposiciones, y planteadas y resueltas las dudas, los demás niños en sus cuadernos reflexionaron sobre:
    • ¿Qué he aprendido?
    • ¿Qué me ha sorprendido?
    • ¿Qué me ha gustado?
    El balance es muy positivo por el nivel de aprendizaje conseguido, el reconocimiento de las familias y de los alumnos/as,  y por la sensación que me queda de que la innovación educativa me permite reafirmarme como maestra.
    En 3º he seguido con el mismo grupo y se ha retomado el proyecto . Es gratificante descubrir que no se les ha olvidado apenas lo que aprendieron. Eso me ha permitido avanzar e incorporar organizadores gráficos de la línea de desarrollo del pensamiento de Robert Swartz, para ganar aún más en comprensión.

    Próximo proyecto pero ya para el próximo curso cuando hagan 4º. “ A tope con los 5 sentidos” Ya tienen ganas de empezar. 

    En la presentación podéis ver los prototipos que hicieron. Para montar las fotos utilicé el editor de videos KIZOA http://www.kizoa.es/

    Aurora Dolz Gil
    CEIP Guillermo Fatás- Zaragoza